Este post es la transcripción del vídeo “La mentira del anuncio del Salón Erótico de Barcelona” sobre el spot publicitario de esta edición del SEB que podéis encontrar en mi canal.

Esto tengo en la mano es un contrato, pero no es un contrato cualquiera. Este viene de una producción pornográfica.

¿Y por qué tengo este papel? Pues para quien no me conozca es porque durante dos años estuve vinculado en mayor o menor medida a la industria pornográfica. Trabajaba para ellos. No era actor porno pero sí que estuve en contacto con los performers. Yo era redactor. De hecho, era redactor fantasma, es decir que nunca firmé ningún artículo y que lo que hacía básicamente era escribir para otras personas.

Mi función hablando ahora de este vídeo era muy parecida a la de un anuncio del Salón Erótico de Barcelona. La idea básicamente era presentar determinados proyectos o determinadas películas o personas como alguien muy comprometido con el feminismo. Era básicamente una forma de plantar árboles que ocultaban el resto del bosque. Esta idea ya la he explorado en otros vídeos.

El nuevo anuncio del Salón Erótico de Barcelona

El vídeo de hoy hablará del anuncio del Salón Erótico de Barcelona. La temática este año, si no me equivoco, habla sobre todo de la libertad.

Mi trabajo va bastante de eso, sobre todo de informar cómo fue la parte que no se cuenta tanto de la pornografía que fue la que yo pude ver, y sobre todo hablo para prevenir a las adolescentes y jóvenes que estén planteándose entrar en la industria si queréis buscar más información sobre mí podéis encontrarme en redes sociales como Ismael López Fauste.

También podéis encontrar varias entrevistas que me hayan podido hacer en distintos medios. Os animo si sabéis inglés a ver el documental de la BBC “Porn Laid Bare” en el que hablaba con un grupo de adolescentes y tuvimos la suerte de poder contar con una de mis informantes que fue y todavía es actriz porno y desmonta básicamente todo lo que vamos a comentar en este vídeo.

El anuncio del Salón Erótico de este año está presentado por Noemí Casquet, que si no la conocéis es la autora de «Mala mujer» y una influencer feminista en redes sociales de un año a esta parte. Antes de eso, la cara pública del Salón Erótico había sido Nacho Vidal. O el más conocido de 2016 que fue el de Amarna Miller con Apricots.

El mensaje feminista del Salón Erótico de Barcelona

La motivación del marketing detrás de los anuncios, por ejemplo, de Patria con Amarna Miller o aquel pasado de la educación sexual, era apropiarse del lenguaje feminista y de todo el debate que está habiendo sobre pornografía, o sobre pornografía como educación sexual para adolescentes.

La industria pornográfica española, a través del Salón Erótico de Barcelona, está vinculándose a la idea de feminismo como algo bueno para que el público ignore esa idea del hermetismo en la industria pornográfica y de comportamientos incluso mafiosos hacia las mujeres que están dentro de ella.

Y es que, de hecho, el Salón Erótico de Barcelona realmente no es la industria pornográfica en general, representa la parte mainstream, que es precisamente el negocio que se está criticando desde prácticamente todos los ámbitos del feminismo.

Estamos hablando de que en ese Salón Erótico quienes participan son los mismos que llevan estando allí desde los 80. Y no son precisamente este tipo de nuevas producciones que se preocupan más por las analíticas, que los pagos que sean legales o el bienestar y una cierta responsabilidad con la calidad y el mensaje del vídeo que están haciendo.

Si os interesa saber qué más hay detrás de la organización del Salón Erótico os invito a leer la entrevista “Así son las cloacas del Salón Erótico de Barcelona: prostitución, falso feminismo y extorsión” que me hicieron para La Sexta el año pasado.

Imaginad que la organización del Salón Erótico sacarse otro vídeo en el que se explicara quién financia la campaña, qué porcentaje de hombres hay detrás de ese lema de “mandamos nosotras” y cuál es la vinculación con capos del porno. Imaginad que se supiera la conexión de algunos fotógrafos con agencias de modelos.

Así son las cloacas del Salón Erótico de Barcelona: prostitución, falso feminismo y extorsión

La explotación sexual en el porno, silenciada

Y es que realmente la organización del Salón Erótico sigue siendo algo de lo más hermético. Esto es algo que me gustaría cuestionar al anuncio del Salón Erótico de Barcelona y su mensaje sobre la libertad, porque estas empresas que forman parte no creo que dejasen mucha libertad a las mujeres con las que colaboraban para tener una estética muy concreta en portadas de revistas, por ejemplo, como Interviú.

Probablemente la normatividad en este caso la dictaba en ellos.

Lo que más me interesa de todo este tema y es que ni el Salón Erótico ni ninguna de las empresas que lo componen hablaron nunca, nunca, nunca de explotación sexual dentro del porno. Para ellos es como si no existiera.

Por ejemplo, hablamos mucho de la inseguridad con el tema de las enfermedades de transmisión sexual y os voy a leer la descripción de un vídeo que anunciaba el Salón Erótico.

El Salón Erótico de Barcelona es famoso, no solo por los artistas que van, sino también por cómo la gente normal puede perder los papeles en un momento dado. Y esto es lo que le ocurrió a una chica de 18 añitos que se subió al escenario y antes de que se diera cuenta tenía la p*** de Nacho Vidal metida en la boca y en su c***. Ver para creer.

Los análisis de sangre en el porno

Independientemente del mensaje, lo interesante de todo esto es que Nacho Vidal en aquel momento no estaba usando preservativo. Y probablemente ya conocéis la polémica sobre el VIH. Pero es que el uso del preservativo no es algo muy común en la industria.

Para que os hagáis una idea de hasta qué punto se está funcionando a espaldas de quienes participan delante de la cámara, esta conversación tuvo lugar entre la directora de unos vídeos y el productor que gestionaba todo aquello.

PRODUCTOR: ¿Se han hecho los chicos todos los análisis?

DIRECTORA: Falta el de Eduardo y el del nuevo

PRODUCTOR: ¿Tienes los resultados?

DIRECTORA: No puedo estar a todo, espera.

PRODUCTOR: Niña, yo no digo nada.

Al final se grabaron los vídeos sin que hubiera resultados.

Tengo que añadir que esas analíticas no eran más que un análisis capilar de sangre. Quien tenga conocimientos sobre salud sabrá que un análisis capilar mide generalmente los niveles de azúcar, pero no informa sobre las enfermedades o infecciones de transmisión sexual que una persona pueda tener.

Quiero decir que, aunque se hicieran analíticas, realmente no servían para absolutamente nada.

Cómo captar consumidores y limpiar tu imagen

Todos estos temas quedan enterrados, y no culpo a nadie de ello, pero quedan enterrados cuando te los presenta una influencer porque en el anuncio del Salón Erótico realmente parece que hay una amenaza sobre la libertad sexual.

No te sale pensar en ese momento al ver el spot en qué abusos pueden estar sucediendo dentro del porno. Y si algo no se puede negar es que el spot del Salón Erótico es una genialidad de la comunicación, porque hasta ahora la mayoría de comentarios son de alabanza en el caso de todas las ediciones. Incluso Íñigo Errejón y Pablo Iglesias contribuyeron a la difusión de la edición de 2016.

Entiendo entonces que no nos surjan otras preguntas como qué intereses hay detrás de organizarlo y del mensaje que se quiere transmitir. En ese sentido os dejo un vídeo que hice sobre el tema y en el que hablaba de cómo el mensaje está cambiando para atraer a un público de consumidores mucho más joven.

Básicamente, los medios más afines a la industria como Código Nuevo, pertenecen al mismo grupo editorial (Grupo Z) que controlaba revistas eróticas como Primera Línea e Interviú. Y a su vez estas publicaciones tenían relaciones preferentes con determinadas productoras pornográficas. Curiosamente, Noemí Casquet ha trabajado con esa empresa.

¿Qué son los salones eróticos?

Otra experiencia que puedo compartir habla de la libertad que tienen las mujeres que hay allí para elegir qué sucede y que no sucede. Según esta fuente, hace años las subían al escenario y la gente del público podía ir y tener sexo con ellas. Me lo contaba un productor porno cuando me hablaba de cómo era su vida antes de dedicarse a este negocio:

Empecé en esto en 2001. Yo quería ser actor porno y empecé en… En realidad, empezó en un Salón Erótico. Me subí a dos escenarios y la verdad es que fue bien. Iba con muchas ganas y hasta me follé a la chica que había allí.

Le pregunté cómo se llamaba aquella chica o quién era y dijo que no se acordaba. Solo recordaba que era cubana.

Antes no estaba tan regulado. Dejaban que el público se subiera a follar la tía si llevaban un condón. Ahora ya no se permite la interacción entre el público y las actrices. Se ve que pusieron una ley que lo prohíbe.

Sin embargo, aquí algo falla porque os acabo de hablar de un vídeo de Nacho Vidal relativamente reciente donde mantiene relaciones sexuales con alguien aparentemente del público sin preservativo.

Cómo denunciar abusos sexuales si has firmado un contrato

Para terminar el vídeo quería hablaros de este documento que os enseñaba al principio. Es una cesión de derechos de imagen, se hace como en cualquier producción audiovisual. Le cede a la empresa los derechos para reproducir tu imagen ya sea en fotografía o en vídeo.

Diréis, claro, ¿qué tiene de malo si también se hace en el cine convencional? Tiene una cara oculta, y es la principal causa de que no se hable más desde dentro de la industria de los abusos.

A lo largo de mi carrera como periodista investigando sobre este tema me he encontrado con distintas personas que habían sufrido agresiones sexuales en mayor o en menor grado y siempre había algo en común. Decían “no puedo quejarme, no puedo hacer nada porque la productora en cuestión sobre la que podría hablar me ha dicho que iba a subir los vídeos a internet con mi nombre y mis apellidos.”

En este caso está documentado. Tenéis una entrevista que os dejo en comentarios también para La Sexta con una fuente anónima.

La otra opción es que el chantajista descubra dónde trabajas o con quién te relacionas para mandar esos vídeos a esas personas de forma que lo que estaría la propia empresa explotando sería el estigma que existe sobre cualquier mujer que se haya dedicado a la industria del sexo.

De esta forma las compran o chantajean para conseguir su silencio porque en el que hablas mal, si han firmado ese papel, tienen derecho o bien de subir el vídeo a internet con su nombre y tus apellidos y que aparezca la primera búsqueda o de mandárselo a su pareja a su familia, o en el peor de los casos a su puesto de trabajo. Lo cual es muy probable que le haga perderlo.

“Desaprender para recuperar lo más importante del mundo, que es la libertad”

Esta es la libertad que he conocido dentro de la industria pornográfica y esta es la libertad que han conocido muchísimas mujeres que ahora mismo no pueden hablar o tienen que hacerlo con la cara tapada.

De hecho, retó a la organización del Salón Erótico a tratar este tema si realmente quieren mencionar la libertad y me ofrezco incluso a contar mi experiencia como testigo dentro de ese espacio.

Y mientras todo esto ocurre, y si alguien con cierto poder dentro de la industria lo ve y quiere cambiar las cosas, hay ya varias mujeres denunciando tanto en policía como en juzgados casos de abuso y de violaciones. Cualquiera que quiera colaborar con ello puede contactarme (ilopezfauste(a)gmail.com)

Y si tú también eres una de estas mujeres que han sufrido alguna agresión sexual y no puedes enfrentarte al titán de una productora pornográfica grande, lo que te ofrezco es ponerte en contacto con personas en situaciones similares o que hayan sufrido abusos por las mismas empresas para unir fuerzas e intentar que se os haga caso.

Muchísimas gracias por haber visto el vídeo hasta el final. Si os habéis quedado con la curiosidad tenéis un montón de vídeos en este mismo canal que hablan de distintos temas he mencionado en mi investigación.

Sobre todo, os pediría que compartierais este vídeo para que quien haya visto ya el anuncio del Salón Erótico de Barcelona y de cara a futuras ediciones el público tenga otro material que se base precisamente en abusos para hacerse preguntas sobre el funcionamiento de la industria.

Y otra cosa, sobre todo, no vayáis a atacar a Noemí Casquet después de ver este vídeo ni lo utilicéis para lincharla públicamente. Esta industria realmente lleva aquí desde los 80 y que quienes se están beneficiando ni siquiera son caras públicas. Están  intentando cambiar la imagen a través de influencers por este mismo motivo. Buscan otro tono para llegar a nuevos mercados. La culpa no es de Noemí Casquet, sino de las personas que están detrás de las cámaras explotando mujeres desde, como digo, los 80.